Ketzalli Torres

Verano XXVII Bis

La mujer que me habita hoy amaneció más tranquila, con ganas de no tragarse su propia hiel, convencida de que: 1.- No es posible deshacerse de las caricias, pero tal vez dentro de poco las olvide; 2.- imposible escupir el pasado, por mucho que le revuelva el estómago; 3.- cada quien llora como puede; 4.-… Sigue leyendo Verano XXVII Bis

Anuncios
Ketzalli Torres, Ligerezas

Verano XXVII.

La mujer que me habita, hoy, amaneció rencorosa, con ganas de repartir amargura y: 1.- Devolver las caricias que una noche le pusieron en las manos. 2.- Escupir los besos que recibió por miedo o compasión. 3.- Llorar estúpidamente porque no es capaz de hablar. 4.- Convencer al mundo que ella es la única responsable… Sigue leyendo Verano XXVII.