Una piedra en el zapato.


Todo comenzó como comienza una piedrita en el zapato…

La primera vez que sintió la piedra, decidió hacer nada; sería como es de complicado desanudar y quitar el zapato pa’ arrancarla de cuajo. Pero no, era en la mano.

Después, ampulada, pensó todavía en soportarla. Pisarla le incomodaba, ¿pero cómo sacarla? .

La tercera presencia fue un giro de tuerca, la piedra se encapsuló y el líquido amortiguaba el dolor. Así pasaron los días, mientras  trataba de olvidar la herida, a la par que el calzado le daba cabida.

Un día decidió cambiar de zapatos y compró los que había en un anticuado anaquel. Como los anteriores le gustaban demasiado decidió colocarlos en una repisa. La mencionada repisa estaba de frente a la puerta, así que siempre que entraba los zapatos le recordaban que había abandonado su vida pasada. Este recuerdo no venía desde la cabeza, sino desde la planta derecha del pie. Cada dos pasos sentía un hachazo, porque el cuero del nuevo calzado todavía no se había ahormado. Entonces todos los días recordaba la maldita piedra y la malora en que decidió dejarla. Y se tocaba el talón, y se frustraba porque no podía hablarlo. No era grande, pero tampoco pequeña… lo suficiente como para que hiciera mella. No era fría, y aunque tampoco caliente, pero quemaba. No era rugosa, tampoco lisa, pero desgarraba por dentro. Y se cansó.

Sucede que, cansada, Paola les pidió a los reyes que le quitaran ¿del corazón la espina? Lo que pasa con aquello de los sueños es que mal acomodan la información… aunque no hubiera sido ni en el zapato una espina, ni una piedra en el corazón. En sueños Melchor le dijo que no había modo, que tenía que escupirla, que no saldría de otra manera. Entonces ella abrió los ojos y le dijo al de a lado:

-Tengo una piedrita en el zapato.
-Pero no traes puestos los zapatos.
-Entonces la piedrita está bajo la piel.
-Cómo vas a tener una piedra bajo la piel.
-Sí, mira, aquí, en el pie.
-Es que, pequeña, eso no puede ser una piedra.
-Tienes razón, no es una piedra: es una maldita estrella.

u

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s