La muerte de Manolete


Esta vez acudo a la brevedad, pero no quiero dejar pasar este domingo sin hablar de Manuel Rodríguez “Manolete”, “El Monstruo de Córdoba”. Nació el 4 de julio de 1917, en Córdoba, España, unos meses después de que en México se promulgara la Constitución que rige actualmente el sistema político mexicano, dato que ofrezco como mero punto de apoyo para ubicar al matador en el tiempo.

Dicho sea de paso, una de las reformas que destacan en esta Constitución, (y que a la vez es una de las aportaciones más importantes al constitucionalismo universal), es que se elimina la reelección presidencial… seguro estarán preguntándose a razón de qué lo digo, y es porque recordé que el próximo 3 de julio, se elegirá al nuevo gobernador del Estado de México, y luego recordé las elecciones del dos mil doce y luego recordé que un día después, Manolete cumpliría 94 años.

Pero no, el 29 de agosto cumplirá 64 de muerto. Creo que ya había dicho que Islero le sembró la muerte en el muslo derecho, pero se dice que (en realidad) Manolete fue asesinado por el régimen franquista, puesto que en la enfermería de la plaza lo estabilizaron, pero en el Hospital de los Marqueses se empeñaron en hacerle una transfusión de plasma contaminado…

Manolete, en aquel entonces, era el ídolo más grande de España, pero su forma de vivir no comulgaba con el franquismo, y luego de la muerte lo enarbolaron como santo laico, porque le hicieron la fama de matar comunistas… y eso porque el toro con el que tomó la alternativa de manos de Chicuelo, se llamaba (originalmente) Comunista, pero a la mera hora le pusieron Mirador.

Ahora retomo la “teoría” del “asesinato”… que se fundamenta, por lo menos, dos errores que bien pudieron evitarse:

1.- El 28 de agosto, tras la cornada, llevaron al matador al patio de caballos, y no a la enfermería, como habría dictado el sentido común (que, se dice, es el menos común de los sentidos); en ese despelote se perdieron siete minutos, según el enfermero de la plaza.

 2.- Una transfusión de plasma contaminado… después de que, como ya mencioné, fue operado con éxito, y se había detenido la hemorragia dentro de la misma enfermería.

Ahora que también se cuenta la truculenta historia de que en realidad fueron “doña Angustias” y el mejor amigo de Manolete, quienes le procuraron la transfusión de la muerte, para evitar que consumara su matrimonio con Lupe Sino.

Y como dije que acudía a la brevedad, termino con un video:

Anuncios

3 thoughts on “La muerte de Manolete

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s