Alma y Habiba juntas: a Habiba le devolvieron el Alma.


Desperté un par de veces durante la madrugada, la lluvia nos tocaba la ventana: ya llegué, a refrescarlos -decía. Y amanece la vida así, fresca, como renovada. Hoy no vamos a la guardería, nos quedamos en casa a llenarnos de besos y abrazos, a preparar la comida, para cuando el papá vuelva de trabajar.

Y nos quedamos con un pretexto de vagos: sigue lloviendo y el duende ha andado con la garganta sensible, con la piel sensible, toda ella sensible, pues. Es un pretexto porque simplemente podría decir: nos quedamos a festejar que a Habiba le devolvieron su Alma. En mi corazón hay fiesta, y fiesta grande, como esas que se hacen en el pueblo en el que vivo; echan cuetes desde las cuatro de la mañana, juegos pirotécnicos, niños corriendo en el atrio del ex-convento, arcos de flores decoran la iglesia…

¿Por qué tanta emoción?

Porque esta vez se pudo contra la injusticia.

Porque éste no es un cuerpo más en alguna fosa común.

Porque ya no tendremos que seguir acumulando días de indignación por este caso.

Porque no será necesario rogar, otra vez, para que esta familia (Alma-Habiba) vuelva a estar junta.

Porque la noticia me hace sentir que si se quiere, se puede.

También me pregunto qué tan difícil puede ser luchar contra una sociedad que promueve de esta forma el desapego, el individualismo… desde que Todas somos Habiba, he visto a un montón de madres preocupándose no sólo por sus hijos, sino por los hijos de otros. En el grupo de apoyo que se hizo en facebook, me enteré de las Nanas para Alma; mujeres que ni siquiera habían visto a la pequeña, se iban a plantar con su vela y su voz a cantarle algunas noches; alguien más propuso que quienes no pudiéramos estar allí, hiciéramos meditaciones: abrazar a nuestros propios hijos, pensando en que en los brazos teníamos a Alma, y nosotras éramos Habiba.

Me dio tanto gusto leer en la noticia, el aviso de la Fundación Raíces, que quiero compartirlo: “JUNTAS, ABRAZADAS Y LIBRES.La pequeña Alma se recupera apoyando su cabecita en el pecho de su madre sin separarse ni un instante, como si todo hubiera sido un mal sueño.Habiba brilla como aún no la habíamos visto. Os aseguramos que todo lo hecho sin duda ha merecido la pena. Alma, Habiba y nosotros/as os estaremos eternamente agradecidos/as por vuestro apoyo.”

Esa vocecilla dentro mío tiene ganas de gritar(me): no te rindas, vas por buen camino, la crianza con apego es una forma de cambiar el mundo… hace muchos años solía escuchar una canción que decía que en cada cantor hay un soldado menos, yo creo que en cada hijo criado con amor, hay un soldado menos (o si decide ser soldado, será uno de los buenos). Después de todo el asunto “Ayer se acordó desde la plataforma internacional la creación de una oganización que velará por la protección de las familias y sus derechos a amamantar, colechar, estar juntos, la crianza respetuosa, etc… Se llamará A.L.M.A (All Loving Mothers Association)”

Ojalá que esto sea el inicio de un cambio profundo. Les dejo muchos abrazos, muchos besos, muchos buenos deseos. Me voy a abrazar a mi propia alma.

Anuncios

One thought on “Alma y Habiba juntas: a Habiba le devolvieron el Alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s