El Néctar de la Devoción


GuruMaharaj y Pyari 13 agosto 2011

El 13 de agosto de 2010 comenzamos una nueva aventura, así que ayer celebramos nuestro primer aniversario. Cosa rara, porque a mí no muy me gusta andar festejando fechas especiales, pero ayer sumé otro a mi interminable lista de nuncas: yo nunca había celebrado un año de matrimonio. Lo pienso, lo escribo, y me da risa… y es que hasta antes de él, yo nunca había imaginado muchas de las cosas que ahora compartimos.

Cada día que abro los ojos y lo miro a mi lado, me convenzo de que tomamos la mejor decisión, muy a pesar de nuestros intereses originales. Recuerdo que en alguna ocasión hablamos de los hijos (tema por lo demás escabroso, para mí). Yo no quería tener ni uno, porque me parece que el mundo está plagado de sufrimiento. Él no quería (tal vez por lo mismo, o sus razones tendría). Lo único claro para mí, es que si (en esas de que uno propone, Dios dispone, y el diablo viene y descompone) sucedía, yo no me iba a casar, ni juntar, ni nada de lo que la gente está obligada a hacer por la sociedad, peeeero, tampoco iba a interrumpir el embarazo. O sea, si llegaba a pasar, sería mamá soltera, así que un buen día, simplemente me fui, sin pedir permiso ni decir adiós.

Cuando Gurudeva conoció a Killari me preguntó si vivía con el papá de mi hija, le contesté que no.

–Y dígame usted por qué no.

–Por que es lo mejor.

–Syamita, lo mejor para los hijos es estar con sus padres, si ellos quieren, y yo veo en sus ojos que ustedes quieren. Tráigalo y verá.

Pero resulta que este colibrí tiene problemas con la autoridad, siempre ha de cuestionar instrucciones o consejos… yo no quería, así que lo que vio en mis ojos, debió ser otra cosa, y me costaba muchísimo imaginar siquiera, que las cosas serían distintas. Así que no volví al templo, y Gurudeva se fue de México. De haber sabido… pero las cosas son como son, y así está bien.

Mi regalo de aniversario fue ver a mi hija en los brazos de mi padre espiritual. Y no sólo eso, que a eso iba, sino que al entrar al templo, a saludar a las Deidades, e inspeccionar el lugar, Killari notó una pintura que está del lado derecho del altar. Es Krsna, en una balsa, con muchas gopis a su alrededor. El duende se puso loco de contento, y a mí se me endulzó el corazón. “Nishna, Nishna”, gritaba… y  cayó en dandavats, y me dejó sin palabras, sin aliento, desarmada.

Por otro lado, y cambiando radicalmente de escenario, no puedo evitar recordar el inicio de nuestra relación. Yo estoy acostumbrada al silencio, cuando las noches son muy ruidosas es porque hay grillos cerca; a lo lejos puede escucharse algún camión que cruza la autopista México-Tulancingo; en estos términos, dormir en el lago pavimentado resulta tortuoso… pero la primera noche que me quedé en aquel cubil no logré dormir porque cada dos o cinco minutos, no sé, sonaba el espantoso regulador bajo el escritorio que hoy compartimos en la biblioteca de nuestra casa.

Para la siguiente noche el problema estaba solucionado y logré dormir mejor, aunque se siguiera colando por el balcón el ruido de los carros, patrullas, borrachos… Traté siempre de no cambiar nada, nada, ni la horrible lámpara sobre su buró: una botella de vino sin pantalla. Mucho tiempo después decidí cambiársela por una que no encontraría en ningún otro lado: la botella es un grano de café, rellena de granos de diferente tostado, y la pantalla está pintada teñida de café; algunos granos recortados que dejan pasar la luz más intensa. Por dentro tiene salpicados fragmentos de cuentos de café escritos por él. Total que podría enlistar tooodos los cambios que hemos pasado juntos, pero… por hoy me los guardo.

El trece de agosto de 2011 fue un día lleno de bendiciones, así que las hago extensivas para ustedes. Dato curioso: también se conmemora el 490 aniversario de la caída de Tenoctitlan.

Mañana comienzo el nuevo semestre en bachillerato, así que me voy a trabajar.

Hare Krsna


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s