temas pendientes.


Hay muchísimas ideas enfrascadas en mi cabeza. Han pasado ya muchos desde el último miércoles que le dediqué entrada a los Consejos para mamás feizbukeras. Entonces… decía yo que las ideas están enfrascadas; lo imagino así porque no hacen ruido… las miro a todas ellas bailando dentro de hermosos y diferentísimos frascos de cristal que no les permiten emitir sonidos. Ahí están, danzarinas las ideas, haciéndome muecas desde el interior de esos vítreos vientres trémulos y tramposos.

Tengo pendiente, por ejemplo, el extraño tema de que nosotros elegimos a nuestros padres (y no sólo eso), inmersos desde siempre en el Samsara. Me rondan poemas pendientes por la sangre; ensayos suspendidos en la mochila; libros apilados en el escritorio; trámites nonatos en la cartera; cuentas por pagar en el bolsillo; suspiros atragantados; sueldos en la incertidumbre y saldos en contra.

He estado pensando en los inexistentes trastornos psicológicos de los adultos del futuro; tengo también saturada la multifuncionalidad de mis sistema, y no sé por dónde empezar ni qué abandonar: estudiante de licenciatura, correctora de estilo, escritora en mis ¿tiempos libres?; madre de una niña de casi dos años, compañera de un hombre maravilloso; ama de casa de medio tiempo; el otro medio tiempo (que en realidad son dos) lo uso para mis dos absorbentísimos empleos; y todas las demás actividades pequeñitas que se me escapan ahora de la memoria de elefante que se ha dado cuenta de que no puede saltar.

Otra cuestión importante que anda dando vueltas dentro de su frasquito es el de nuestra responsabilidad no como madres, compañeras, profesionistas, mujeres, oloquesea… sino como personas: ¿por qué culpo al otro de lo que me pasa?, ¿en qué momento decidí que me han tomado la medida (como lo que sea que creo que soy), y  delego mis emociones a los otros?

En fin, se me acaba el tiempo, tengo siete minutos para llegar puntual a recoger a mi duende… lo bueno es que estoy a tres 😀 pero volveré… no sé si esta tarde, pero volveré.

Dejo aquí un abrazo para cada una de las mamás feizbukeras que tiene a bien pasearse por este abandonado blog; y agradecimientos varios a los lectores que también me visitan.

No sé por qué me agrada mucho que el contador vaya en 9,998 (más los 656 del error del 2000), comenzando la cuenta de este blog en marzo, y sin considerar a los de blogspot 😀 Gracias a tod@s

P.D. Si alguien tiene sugerencias para los miércoles, serán muy agradecidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s