Dios entre nosotros



Manuel y Killari

Papá por treinta, o cuarenta años

 brazo mío, palabra clara corazón resuelto.

Padre, abuelo, hijo, hermano mío            

-Jaime Sabines-

De voces hebreas

se prendió un rumor al viento

para traer desde lejos

el significado del silencio;

nosotros, que somos eco,

sombra, final, piedra en tu camino.

Lo que te sobra en la tierra de Emmanuel,

es el recuerdo:

el de la sangre

que renunció a ser agua

para convertirse en vino.

Sobras, porque el tiempo te redujo,

Pero Manuel es historia, derrota y victoria:

Hay uno, el Belgrano,

que ondea, celeste y blanco,

en un cielo lejano.

Otro, quien Nocturno

le cantó a Rosario.

Y el demonio de pasión

que lidia mis recuerdos.

Manuel: aunque quieras renunciar

a ti mismo y a tu padre,

Manuel, también es tu hijo

y si llega, tal vez, el mío.

Papá te digo, Manuel…

por no decirme soledad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s