Plan de vuelo. Semana 11.2 Lo que esperamos de mí.


nidoEstamos a muy poco tiempo de terminar el primer trimestre, a punto de cerrar el primer ciclo triangular, de cumplir la primera trinidad de vértices, lo cual me resulta muy significativo pensando en nosotros tres y todas estas novedades que implica el embarazo en familia.

Uno de los tesoros más hermosos de este primer trimestre es lo relacionado con el duende y “el hermanito”… así le dice, “el hermanito”, después de tanto querer que sea niña, Enrique la convenció (sin querer, claro): “es que así dijo tu doctor, mamá, que es hermanito”; recuerdo sus besos de colores en mi panza… besitos rosas y besitos azules… recuerdo que cuando desperté del incontenible sueño, de vuelta a casa, su risa mezclada con la de su padre, riéndose de Río y del pillo Pepillo; su vocecita pidiendo que la cargue, mientras promete que no aplastará al hermanito.

Recuerdo y atesoro a mi cucharo complaciendo los antojos, chiqueándome como siempre pero al cuadrado… y entonces lo amo más que nunca, y me abrazo a su cuerpo o a su ausencia, y le agradezco la paciencia, los esfuerzo, y siento que lo amo todavía más, aunque me parezca ridículo por imposible, por inconcebible. Y no puedo evitar preguntarme qué espero, qué esperamos, qué esperan de mí.

De entrada, el mundo espera que me cuide, que no haga berrinches, que no me enoje,  que no corra, que me alimente bien, que me deje llevar por las emociones, que lo disfrute, que no me queje, peeeero, también: que siga con mi vida como si nada, que no ponga cara de “voy a vomitar, ahorita”, que esté muy viva y rozagante, que irradie alegría, que sea paciente, tolerante… yo me pregunto cómo mantener mis emociones a raya, pues parece que serán las más alteradas durante muchos meses más.

Algunas páginas aconsejan: mantenerme saludable, hacer ejercicio y descansar, cuidar mi alimentación, informarme sobre el embarazo y el bebé, asistir a clases de preparación para el parto, leer sobre el tema, resolver absolutamente todas mis dudas, pedir consejos a madres (supongo que cuento), tomar la vida con calma y hacer las cosas realmente importantes; posponer tareas, relajarme, divertirme, disfrutar el embarazo; no exigirme ni en casa, ni en el trabajo, delegar obligaciones, alejarme de lo que me produce ansiedad y estrés; comunicarme con mi pareja, amigos, compartir miedos y preocupaciones; no tomar ninguna medicina o suplemento sin consultar con el gine.

También ofrecen estrategias para mantener la excelente memoria:

No comer grasas saturadas por aquello del colesterol y la falta de oxigenación; verduras, frutas, frutos secos, legumbres, pasta, yodo, fósforo, vitaminas, ácido fólico…; no alcohol, no tabaco, no drogas; ejercitar la mente, llevar una agenda, leer, juegos de mesa, crucigrama, memorizar las listas, recetas, teléfonos, ropa; hacer cuentas sin calculadora; leer “al revés”.

Y todo eso suena hasta sencillo, ya no digamos obvio. Y muchas de las cosas que por ahí leo, son cosas que surgen como por instinto, tras la experiencia del primer hijo. Lo cierto es que yo hoy sólo tengo ganas de desembuchar, de deshacerme de algunos temas que me sobran en el corazón; siento la necesidad de depurarme. Tal vez es la lectura. En el intercambio de Navidad Emmanuell me regaló La maternidad y el encuentro con la propia sombra de Laura Gutman; yo he llorado un poco demasiado para mi gusto y pienso en las hormonas 😀 leo los testimonios y las comparaciones, leo los enfrentamientos y lloro… a veces de tristeza, otras de alegría; pienso en el hermoso encuentro que tuve con mi propia sombra tras el primer parto y me siento agradecida conmigo misma, con la vida que he elegido.

Ahora vuelvo a La maternidad… y cito algo que me movió no solo a seguir preparándome para el encuentro con la propia sombra, sino lo que a la vida en general respecta: “y en ese ‘no elegir’ preferimos imaginar lo que nos gustaría en vez prepararnos para realizar y construir lo que deseamos”.

Me quedo con esa cita, y me voy a alistar para darle fin a esta semana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s