Plan de vuelo. Semana 13.2 Estrógenos ¿Amigos o enemigos?


fpyitoLos encontronazos en el embarazo: en una esquina, las hormonas, en la otra, la “razón”. Es absurdo sentirse así y pensar en lo innecesario del asunto. Una está segura al saber que todo transcurre normal, esperado… pero no puede evitar sentir inconformidad. Es decir, ¿qué necesidad amanecer con los párpados inferiores así de abotajados, llenitos ambos de puntos rojos? ¿Para qué sentirme tan cansada, tan sin ganas, tan sin antojos, tan somnolienta, tan intolerante?

Ahora bien, entrado el segundo trimestre comienza “la calma”… las posibilidades de aborto espontáneo se reducen considerablemente, en el ultrasonido correspondiente al tercer mes se descartan muchas de las cosas que a veces quitan el sueño: labio leporino, paladar hendido, malformaciones, síndrome de down… y si el gine se emociona, puede atreverse a decir que esperas otra niña. Peeeero, le advierte a tu pareja sobre la elevada producción de estrógenos y su “terrible” consecuencia”: el mal humor.

Ahora bien, ¿qué demonios son y hacen los estrógenos? Según el DRAE, es la sustancia que produce el estro (ajá…), que en su primera acepción se define como la Inspiración ardiente del poeta o del artista al componer sus obras, además de ser también Período de celo o ardor sexual de los mamíferos. Entonces… si le echamos un poquito, poquiiiito de creatividad, ¿a qué se deberá el mal humor? jajajajajajaja.

Los estrógenos, (hormona producida en los ovarios y la placenta) tienen varias funciones del embarazo, la más importante tal vez sea estimular el crecimiento del útero para que éste, a su vez, pueda adaptarse al crecimiento del feto; también se encarga de la reproducción celular en algunos órganos (como las glándulas mamarias), y está relacionado también con el aumento del volumen sanguíneo. Además, ayuda a ablandar los músculos del abdomen, canal de parto y los huesos de la pelvis.

Por otro lado, el estrógeno también estimula la conexión neuronal, con sus obvias repercusiones… además de que eleva la producción de serotonina (encargada del apetito, deseo sexual, vigilia, ansiedad y la agresividad); también modifica la producción y los efectos de las endorfinas (encargadas de la sensación de bienestar.

Es decir, los estrógenos no sólo son mal humor, sino que aportan mayor actividad física, psicológica, intelectual; nos hacen sentir más atractivas, dinámicas, optimistas, acentúan nuestra feminidad… es decir, nos hacen ver más hermosas, más irresistibles😛


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s