Fundamentos para la Lactancia Materna. Carlos González. 1A


“Todas las mamíferas, después de parir,
tenemos leche para amamantar a la cría.”
-Laura Gutman-

Sobre el Seminario Intensivo Fundamentos para la Lactancia Materna, que impartió Carlos González el sábado 25 de mayo en el Museo Franz Mayer, quedé en profundizar cada uno de los temas que guarda mi memoria, porque aquel primer post amenazó con hacerse larguísimo si no lo dejaba en resumen. El primer tema a rescatar del olvido es el funcionamiento del pecho y los factores que intervienen directamente en la lactancia. ¿Qué es? ¿Cómo funciona? ¿Cuáles son los mitos al rededor de ella? ¿Por dónde habría qué buscar una para informarse al respecto?

En términos generales: La leche humana “Es un fluido vivo que se adapta a los requerimientos nutricionales e inmunológicos del niño a medida que éste crece y se desarrolla.” ¹ Además: “La lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables. Prácticamente todas las mujeres pueden amamantar, siempre que dispongan de buena información y del apoyo de su familia y del sistema de atención de salud.” ²

Las cosas que se dicen de la lactancia:

-Amamantar es doloroso.
-Si la mamá está triste o enojada, la leche no sirve.
-Los bebés necesitan agua y tés, además de la leche.
-Mi leche no lo llena.
-Mi leche ya no sirve.
-Mis pechos son muy pequeños, la leche no le alcanza.
-Es más cómodo dar biberón, así no vives esclavizada.
-Si le das pecho, el cuerpo te va a quedar horrible.
-La leche de fórmula es mejor y está más completa.
-Si tomo medicamentos no puedo amamantar.
-El calostro no sirve para nada, esos días hay que complementar.
-No te puedes embarazar mientras das pecho.
-Diez minutos de un pecho y diez del otro.
-Comer “tal cosa”, te ayuda a hacer “más leche”.
-Mi hijo es alérgico a mi leche.
-Tengo que despertar a mi bebé para darle de comer.
-Debe comer a libre demanda, pero no antes de tres horas.
-Hay que preparar los pezones para amamantar…

Y la lista podría seguir, y seguir, y seguir, y seguir… pero vamos a “los datos duros”:

img5

Para entender el funcionamiento del pecho a la hora de amamantar, es útil saber qué tiene dentro. En los alvéolos o acinos se produce la leche, que pasa por los ductos para almacenarse en los senos lactíferos que deben ser presionados desde el exterior para poder expulsar el líquido.

Como lo mencioné en la publicación anterior, las hormonas que influyen directamente en la lactancia son: Prolactina, Oxitocina, y FIL.

La primera se encarga de la producción láctea, desde el embarazo y durante toda la lactancia; se libera al estimular el pezón (ya sea manualmente o cuando mama el hijo) su presencia varía según los factores de estrés. Durante el embarazo, junto con estrógenos y progesterona, influyen en el desarrollo de la glándula mamaria, y tras el parto, mantener la producción de leche según las necesidades del niño.

La oxitocina, llamada “hormona del amor”, está presente en tres momentos de la sexualidad femenina: orgasmo, parto y lactancia. Durante el parto se libera en grandes cantidades, primero para la dilatación cervical, luego para las contracciones y por último para la contracción del útero (sin su presencia, el cuerpo “no se abre” ni el útero se contrae). La importancia del contacto piel con piel inmediatamente después del parto se debe a que esto estimula la liberación de la hormona, que a su vez influye en el desprendimiento de la placenta. Finalmente, provoca la secreción de la leche hacia los senos lactíferos, de donde habrá de extraerla el hijo haciendo presión sobre la areola.

La oxitocina no puede compartir la presencia con la adrenalina. Es decir, si hay miedo “no hay amor”. Carlos González puso dos ejemplos:

 1) Si una hipopótama que está por parir, de pronto se encuentra rodeada por hienas, interrumpirá la labor. A ella las hienas no podrán lastimarla, pero a la cría se la tragan en cuanto salga. Por supuesto que no se puede interrumpir el parto por días, pero las hienas pronto se cansarán de esperar e irán a otro lado a buscar comida. 

2) Si un venadito está mamando, y de pronto se les pone enfrente un lobo, la madre esconde al hijo y se echa a correr para distraer al depredador, en ese momento, deja de salir leche… porque el venado puede ser muy rápido, pero no hay lobo tan tonto como para perder un rastro de leche.

Por último, el Factor Inhibidor de la Leche. Como su nombre lo dice, inhibe la producción; se encuentra en la misma leche, así que si se extrae toda, la producción sigue; por eso, lo que se logra al intentar dejar más tiempo para que el pecho “se llene”, es lo contrario, porque esta hormona está dentro de él, inhibiendo la producción.

Hasta aquí por hoy. Mañana continúo con la posición correcta para facilitar la lactancia y evitar las grietas.


¹ LA LECHE HUMANA, COMPOSICIÓN, BENEFICIOS Y COMPARACIÓN CON LA LECHE DE VACA Extraído y adaptado de Manual de Lactancia para Profesionales de la Salud. Comisión de Lactancia MINSAL, UNICEF. Editoras C Shellhorn, V Valdés. Ministerio de Salud, UNICEF, Chile 1995.

² Organización Mundial de la Salud. Lactancia Materna.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s