Sobre la ColiBrisa

Divino Rostro

En esta gris ciudad, soy un oasis de color, un charquito verde vivo que camina como dando brincos; de la falda se me han caído bugambilias que alfombran la fría lava de Ciudad Universitaria, a mi paso canto flores y el suelo se inunda con las lágrimas de las jacarandas.

Nací a un ladito del corazón de la Ciudad de México, al parecer me gusta la periferia, así que me mantengo en ella, a veces más al norte, a veces más al sur… a veces, sólo a veces. Todas mis pasiones tienen un reflejo. La luna en el río, la noche en el cielo, el vuelo del colibrí en el viento; la soledad y la muerte en el albero.

Ketzalli Torres es un colibrí que prefiere vestirse antes de luto quede luces, y escribe al vuelo las historias que le cuenta el viento.

El primer blog que alojé en la red es http://ketzalitorres.blogspot.com/ él es como la matriz de todo. Aquí publico todas las entradas que luego terminarán repartidas en otros blogs, según su “clasificación” (ja).

Estudio Lengua y Literaturas Hispánicas, en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

Durante tres años, menos tres meses, fui profesora de bachillerato, en el área de Comunicación y lenguaje, de Literatura y contemporaneidad, Comprensión lectora y redacción y Proyectos institucionales. También di clases de español en secundaria (1, 2 y 3).

Aunque mi carrera como docente empezó desde que era yo pequeñita; daba seminarios o talleres de fotografía para los hijos de los fotógrafos de algunas asociaciones, Óscar Sastré Casanova fue quien me dio la patada de la suerte, y miren que tuvo buena pata.

A los nueve años comencé a formarme como fotógrafa, en el Seminario Infantil de Fotografía, de la Sociedad Mexicana de Fotógrafos Profesionales. Y después, cuando ya estuve como para no ser de los niños, fui seminarista para ellos; recuerdo aquel tiempo con mucho cariño y agradecimiento.

Luego, por ahí del 94, empecé escribir para Nuestra imageN, órgano informativo de SMFP, y se me amontonaron los años como reportera, dando Pinceladas de luz en la revista, hasta que en el 2001 terminó nuestra relación, poquito después de que me nombraran Jefa de información.

En el 2004 comencé a hacer carrera en las letras, tomé mi primer taller de creación literaria en la Casa Universitaria del Libro, luego en la Quinta Colorada y luego en algunos otros lugares, como la casa de Ovidio Ríos, en donde retomé mi proyecto de novela (por ahí de 2008), aunque luego se volvió a perder en el silencio.

En 2007 hice mi primera incursión en el mundo del cine; un amigo (Alex Ramirez) me invitó a participar en su peli: Todos hemos pecado; en 2008 me fui a trabajar a Veracruz, a otra peli: La noche del pirata, de Juan Carlos Blanco; en ambos casos fui script y lo disfruté horrores. También hice un par de cortos, uno de ellos se llama Un día de estos… hasta los muertos se levantarán.

En abril de 2009 irrumpió el Duende en mi vida. Nació el 17 de diciembre, y me hizo la mujer más feliz que conozco.

A mediados del 2010 vi mi primer libro, se llama Desplante y es casi de pura poesía, aunque también incluí un cineminuto, un breve ensayo y un par de relatos, me gusta mucho… lo quiero.

Ahora me dedico a apapachar a la criatura, y a hacer corrección de estilo, o lo que se ofrezca, pues, en lo que al lenguaje se refiere.

Anuncios